Cartel 1771-2021


CARTEL DEL 250 ANIVERSARIO: Descripción de la obra.
El cartel se concibe de manera muy representativa y simbólica de la conmemoración del 250 aniversario (1771 – 2021) fundacional de la Hermandad y concretamente de la constitución de la Venerable Orden Tercera de los Siervos de María (V. ORD. TERC. DE LOS DOLORES DE LA MERCED DE LA VILLA DE HUELVA) aprobada en el convento de S. Marcelo de Roma.
La composición del cartel se inspira en el sello fundacional, el cual se caracterizaba por representar el título de la Congregación en el perímetro exterior, en disposición rectangular, rodeando el Corazón traspasado por los siete Dolores de la Virgen que se situaba en el centro. Así, el cartel dispone el texto de manera similar al sello fundacional, añadiéndole las fechas de la conmemoración (1771 y 2021), representadas al modo de los vítores universitarios, rodeando la representación de la Imagen Titular, María Santísima de los Dolores, que centra la composición, con el corazón traspasado por las siete espadas de dolor. La Imagen se representa ataviada con el terno negro con escapulario servita y corona de salida.
Para reforzar el origen fundacional servita, alrededor de la Virgen se disponen los siete santos fundadores de la Orden, uno por cada espada de Dolor. La original representación de éstos se inspira en el capítulo 319 de las Constituciones de la Orden, donde se recoge que “los Siervos de la Madre, queremos estar con Ella a los pies de las infinitas cruces, para llevarles consuelo y cooperación redentora (…) Mas la conciencia de ser portadores de las energías que la liberarán de la esclavitud de la corrupción para introducirla a la libertad de los hijos de Dios, nos dé el gozo prometido por Cristo, que nadie jamás podrá arrebatarnos.” De esta forma, cada uno de los siete santos se disponen en los ejes de las espadas que representan los dolores de la Virgen, acompañándola en “sus Dolores”… a la vez que reciben la luz de la salvación, como el gozo prometido por ser siervos de María, es por ellos que los santos se representan de forma etérea y luminosa.
En estos Santos fundadores también se quieren ver representados todos los hermanos que en la historia de la Hermandad, desde su fundación, han contemplado los Dolores de la Virgen, han acompañado a la Virgen en sus Dolores, y por ello, gracias a la mediación de Ella, hoy gozan de la vida eterna, de la luz de la salvación.
En la parte inferior del escapulario que porta la Virgen se plasma el anagrama de los siervos de Maria, rodeado de azucenas, flor simbólica de la orden servita y que forma parte del propio escudo. Lo flanquean los dos conventos protagonistas de la efeméride que se conmemora, el de la Merced de Huelva, a la izquierda, con una fisonomía propia de la época de la fundación, esto es, sin las espadañas que se le añaden a la fachada en el siglo XX y el de S. Marcelo de Roma, donde en 1771 se aprueba la Congragación onubense, origen histórico de la Hermandad.
Sergio Cornejo Ortiz, autor.