STMO. CRISTO DE JERUSALÉN Y BUEN VIAJE

La cita más antigua del Cristo del Buen Viaje es de 1647, se trata del testamento de Francisco Beltrán de 27 de abril en el que una de sus mandas de indica: “se me digan y canten… una memoria de misas en el convento de Descalzos de Nuestra Señora de la Merced desta villa, las cinco restantes en cinco viernes de Cuaresma en el altar de Santo Cristo”.

La primera referencia escrita de la Cofradía del Stmo. Cristo del Buen Viaje, se encuentra en el testamento de Diego Fernández Navarro de 3 de enero de 1653 en el que dice que “mando se le de limosna a la Cofradía del Santísimo Sacramento, Animas del Purgatorio y Santo Christo de Jerusalén dos reales de limosna a cada una por una vez”.

El 4 de mayo de 1941, en sesión de Junta de Gobierno, la hermandad acuerda incorporar al Stmo. Cristo de Jerusalén y Buen Viaje como titular de nuestra Corporación.

El Cristo es de autor anónimo, atribuyéndose a la escuela gaditano-genovesa y a los escultores portugueses. Existe constancia de una restauración en 1937 por D. Miguel Llacer, para adecuarlo a la procesión. Posteriormente fue intervenido en 1983 por D. José Antonio Díaz Roca y en 2011 fue sometido a una restauración integral en el I.A.P.H. bajo la dirección de D. Pedro Manzano.

Los cultos que la Hermandad le dedica anualmente son el rezo del Vía+Crucis, el viernes anterior al Viernes de Dolores, y el Triduo a Nuestro Señor Jesucristo en años alternos.